Verdades y mitos sobre las cucarachas

Son uno de los insectos más “temidos” por casi todas las familias. Las cucarachas no son precisamente una compañía deseada en el hogar. Sin embargo, a su alrededor se han creado demasiadas historias y mentiras. Por eso, como grandes especialistas del sector, vamos a aprovechar estas líneas de nuestro blog para explicar algunas de las verdades y mitos sobre las cucarachas. ¿Preparados? ¡Comenzamos!

Eso sí, no todo lo que escuchamos es falso. Algunos mitos tienen algo de cierto. Lo adecuado, por tanto, es informarnos y saber qué es realidad y qué no lo es. Desde Plagastur vamos a tratar los más extendidos. Seguro que alguno o varios te suenan de haberlos oído alguna vez.

El primero de los mitos sobre las cucarachas que os vamos a contar es el que afirma que son insectos malos. Lo cierto es que en el mundo existen miles de tipos distintos de cucarachas. De todos ellos, solo el 1% es considerado como plaga y, por tanto, malo. Aunque, lo cierto, es que las más habituales en occidente, como la cucaracha americana o la alemana, sí que son perjudiciales.

Una de las afirmaciones que has escuchado seguro sobre este insecto es que sería capaz de sobrevivir a una explosión nuclear, ¿verdad? La realidad tiene poco o nada que ver. Lo cierto es que una cucaracha es capaz de soportar diez veces más radiación que una persona, pero esto no implica que fuera capaz de sobrevivir a un cataclismo nuclear.

Otro de los posibles mitos sobre cucarachas que nos apasiona es el de que viven desde la era de los dinosaurios. En esta ocasión, sí que es cierto. ¿Sorprendidos? Se estima que esta especie tiene no menos de 200 millones de años. De hecho, se han encontrado fósiles de especies de cucarachas de unos 350 millones de años de antigüedad, lo que implica que ciertas especies son incluso anteriores.

Seguimos: ¿Pueden las cucarachas empeorar problemas de salud como las alergias? La respuesta es sí, pudiendo convertirse en un hecho grave. El motivo son los rastros de materia fecal que dejan a su paso y que portan numerosas bacterias que pueden causar enfermedades. Por eso es tan peligroso encontrarnos con ellas en nuestras cocinas o despensas.

Para terminar los mitos sobre cucarachas: ¿Es cierto que pueden vivir sin cabeza? Está comprobado que el cuerpo de una cucaracha podría sobrevivir sin la cabeza durante una semana. Estos insectos respiran por agujeros situados en su cuerpo. Al final, morirían por culpa de la deshidratación.