¿Conoces nuestro sistema de unidades higiénico-sanitarias?

¿Hay alguien que no tenga clara la necesidad de contar con un hogar o un área de trabajo limpia y desinfectada? No se trata únicamente de cuidar la imagen, sino también las condiciones de salud y también de seguridad. En este sentido, el sistema de unidades higiénico-sanitarias es una gran alternativa que hay que conocer y valorar.

En Plagastur contamos con una amplia trayectoria acercando toda clase de servicios higiénicos sanitarios para toda clase de profesionales, compañías, fundaciones, organismos oficiales o clientes particulares. Por esto, estamos seguros de poder ofrecerte una atención de calidad y, sobre todo, a la altura de tus expectativas.

El sistema de unidades higiénico-sanitarias ofrece grandes ventajas, sobre todo en aquellos espacios cerrados y que pueden ser utilizados por un alto número de personas a lo largo de una jornada. No en vano, gracias a ellos es posible preservar y controlar la calidad del aire.

Pañales, compresas o tampones son elementos de utilización diaria y que, una vez usado, provoca la aparición de un elevado número de bacterias capaces de ocasionar distintos inconvenientes y enfermedades a los seres humanos. Además, su acumulación es la causante de desagradables olores.

Es fundamental no restar importancia a este hecho, ya que un aire viciado puede ser el responsable del empeoramiento de nuestra salud, desde contagios de gripe u virus catarrales hasta otros trastornos que pueden ser continuados en el tiempo y que tienen relación con una exposición constante a toda clase de bacterias, virus o ácaros. No podemos olvidar que una mala calidad del aire también puede ser causante de un aumento del riesgo a padecer cáncer.

El hecho de contar con un sistema de unidades higiénico-sanitarias puede suponer grandes ventajas, disminuyendo contagios, molestias y alergias. Además, también permite aumentar la sensación de confort y de disfrutar de de un ambiente mucho más agradable, ya sea en el hogar, en nuestro local o en el trabajo.

Además de apostar por su instalación, no hay que olvidar la importancia del mantenimiento. Los servicios de reemplazo y esterilización conseguirán maximizar su efectividad.

El mantenimiento y el reemplazo de estas unidades higiénico-sanitarias ha de ser realizado por personal autorizado, con experiencia y cualificación para llevar a cabo esta actividad.