INTRODUCCIÓN


Según definición dada por la Organización Mundial de la Salud, el concepto de plaga urbana se refiere a aquellas especies implicadas en la transferencia de enfermedades infecciosas para el hombre y en el daño o deterioro del hábitat y bienestar humano y representa uno de los elementos básicos de carácter preventivo de salud pública y saneamiento medioambiental.


Las plagas pueden ser clasificadas en tres grandes grupos: potenciales, ocasionales y permanentes. Éstas últimas son las que se forman como consecuencia de la estabilidad de las condiciones ambientales en las que se desarrollan, lo que las convierte en nuestro objetivo prioritario.

La tendencia que actualmente se está siguiendo en el control de plagas está encaminada a lo que se denomina Control Integrado de Plagas , un método que se basa en la protección de la salud y el medioambiente. El Control Integrado de Plagas consta de una secuencia de etapas, como puede apreciarse en la figura 1, cuya correcta ejecución determina la efectividad del tratamiento. En resumen, una vez reconocida la plaga, origen, ubicación y el grado de infestación, el paso siguiente es la realización de un estudio y evaluación de la inspección, lo que nos permitirá diseñar un programa de control adaptado a las necesidades de la instalación examinada. De esta forma se proporcionarán soluciones tanto físicas como químicas que confluyan para evitar el problema presente y prevenir futuras incidencias.

Nuestra preocupación por el medio ambiente es un acicate importante para poder acabar con sistemas agresivos y así lograr indirectamente que disminuyan las emisiones de elementos que puedan dañar nuestro entorno.

La Organización Internacional de Lucha Biológica definió el Control Integrado de Plagas como una "estrategia capaz de mantener la población de especies nocivas por debajo del umbral de tolerancia, utilizando primeramente factores naturales de mortandad y, posteriormente, medios físico-mecánicos, biológicos y químicos, buscando la compatibilidad con la salud pública y el medio ambiente, tratando de utilizar medios preventivos con el objetivo de que las plagas se mantengan en una población que no ocasione pérdidas económicas ni implicaciones ambientales o sanitarias".

PRINCIPALES ANIMALES PLAGA

Dependiendo de si su hogar o negocio esté situado en el centro de una gran ciudad o en un pueblo apartado, tendrá un tipo de "inquilinos" u otros. La determinación precisa del animal plaga es indispensable para reaccionar de forma precisa y eficaz. Es tan peligroso pasar por alto una especie que puede causar importantes daños, como costoso tratarla inútilmente si la especie no resulta peligrosa (Albouy, 2006).

Ha de tener en cuenta que ningún animal se encuentra en su casa o empresa por casualidad, sino que es porque allí dispone de las condiciones de vida que le convienen. Por ello, si detecta una especie que empieza a proliferar en sus inmuebles, en lugar de destruirla sin más, intente comprender, infórmese sobre sus características biológicas y sobre el motivo de su presencia. Suprimiendo la causa de su aparición seguramente también se resolverá el problema. De esta forma se ahorrará tiempo, dinero y salud, puesto que los tratamientos químicos (a menudo recomendados) raramente son inocuos para el entorno cerrado de las viviendas y empresas.