Control de Aves

Las palomas, como algunas otras aves, se han convertido en una plaga en campos y ciudades. En las zonas urbanas se alimentan principalmente de basura y restos de la actividad humana, mientras que en las zonas rurales viven cerca de granjas de animales y almacenes de grano.

Sus heces contienen sustancias agresivas que disuelven la piedra y otros minerales de construcción a través de los años. Por otra parte, pueden dar problemas a la salud pública ya que pueden transmitir enfermedades –salmonelosis, toxoplasmosis y neumonía, entre otras- a personas y animales domésticos.

control de plagas sistemas

Sin embargo, como se consideran una especie protegida, la solución es reubicarlas en su entorno: nuestras palomas de las ciudades son descendientes de la paloma mediterránea y, para ellas, los edificios son llana y simplemente un acantilado más.

Por tanto, la solución permanente al problema de las palomas es denegarles el acceso a los edificios o, por lo menos, hacerlos menos atractivos. Para lograrlo, utilizamos distintos sistemas tales como redes, alambres, púas y soluciones dispersantes como agentes amargos, etc.

control de plagas aves